Nuestra historia

HISTORIA DE PÉREZ

 

Año de Fundación: 1886.

Todos los pueblos tienen su historia, y es importante que todos la conozcamos para acercarnos a nuestros orígenes mismos. Es por eso que Pérez, “nuestro pueblo”,  tiene su historia.
Promediando el Siglo XIX, el polifacético Dr. José Roque Pérez, incursiona en la actividad ganadera. En las cercanías de Rosario, en el distrito Bajo Hondo, fue comprando terrenos sin seguir un orden de continuidad geográfica, sino de oportunidad de compra. En varias operaciones intervino en carácter de apoderado su hermano Eugenio.
No solamente compró tierras, sino también edificaciones, animales, útiles y enseres de estancias.
Figuran entre las estancias adquiridas por José Roque Pérez: La Azotea y San Sebastián, llegando a conformar una extensa propiedad rural, que con el tiempo se transforma en “nuestro pueblo”.
El 24 de marzo de 1871 muere el Dr. José Roque Pérez, víctima de una epidemia que azotó Buenos Aires.
Años más tarde se finalizó su sucesión quedando como herederos del condominio de lo que sería luego “Pérez”, sus dos hijos: Eduardo Pérez y María Pérez de Jolly.
Se sabe que se toma como fecha de origen del pueblo el 10 de Julio de 1886 porque fue ese día que los herederos del Dr. José Roque Pérez venden a Carlos Casado de Alisal las tierras para levantar una estación del Ferrocarril Oeste Santafesino.
Ese 10 de Julio se legalizó la compra de un cuadrado de mil metros de lado en torno a la Estación Pérez, donde luego con el tiempo se llevaría a cabo el poblamiento paulatino de dicha fracción.
Cabe destacar que el nombre de Estación Pérez fue una elección de Don Carlos Casado de Alisal y se debió a tres aspectos que pudieron influir en el momento de decidir su nombre:

  • Que la estación estaba ubicada dentro de la zona conocida como “tierras de Pérez” o del lugar denominado “Cañada de Pérez”.
  • Homenajear a un héroe civil argentino como se lo consideraba al Dr. José Roque Pérez.
  • Perpetuar su reconocimiento al presidente del directorio del Ferrocarril Oeste Santafesino Dr. Eugenio Pérez.

El desarrollo del pueblo se produce a principios de la última década de ese siglo, hasta entonces solamente funcionaba la estación de Ferrocarril Oeste Santafesino, en la que existía una oficina de correos con servicio telegráfico.
SU ORIGEN FERROVIARIO
La ciudad de Pérez, nacida como tantas otras, de la región, debe su origen al paso de una línea férrea. Su desarrollo se vio impulsado por el establecimiento de uno de los más importantes talleres ferroviarios, que se constituyeron en fuente principal de trabajo, polo de atracción y crecimiento.
La urbanización proyectada por los empresarios ingleses para la residencia del personal jerárquico se emplazó a la vera de estos talleres; con la construcción de diez viviendas (habilitadas en 1917) que varían de tamaño según la categoría laboral de sus ocupantes y separadas del ambiente fabril por el club Deportivo Central Argentino (actual club Bartolomé Mitre) fundado en 1925 para la recreación y el esparcimiento de sus jefes.
Como consecuencia de la nacionalización de los Ferrocarriles Argentinos, en Julio de 1944, se adaptó la vivienda más grande del barrio, construída por los ingleses (residencia del jefe máximo), en hospital para todo el personal ferroviario.
En la actualidad, esta antigua residencia, que es uno de los pocos ejemplos subsistentes de aquella construcción inglesa que dio origen a nuestro poblado, ha pasado a ser propiedad municipal, con el fin de destinarlo para uso público; tal es el caso que el Palacio Municipal, el Residencial de Ancianos Municipal y el Honorable Concejo Municipal forman parte de un conjunto de actividades cívicas emplazados sobre la calle más histórica y de alto valor simbólico para la Ciudad, funcionando en los antiguos edificios restaurados.
TALLERES GORTHON
Las instalaciones ferroviarias de la Ciudad de Pérez se encuentran ubicadas a 10 Km de la Ciudad de Rosario y su origen urbanístico se basa en el trazado del Ferrocarril Oeste Santafesino, promovido por Casado del Alisal en 1883, que unía a la colonia agrícola La Candelaria (actual ciudad de Casilda) con el puerto sobre el Río Paraná.
Cuando esta línea fue absorbida por el Central Argentino, la política estratégica delineada por esta empresa otorgó al emplazamiento el rol de Talleres de construcción y mantenimiento que funcionaron con el nombre de Gorthon a partir de 1914.
Los talleres abarcaban 28 hectareas, de las 126 adquiridas por la empresa a la Familia Pérez.

Su entrada principal se hallaba ubicada sobre la línea férrea a la ciudad de Casilda a unos 16 Km de la ciudad de Rosario y 305 Km de Buenos Aires.
Primero se construyeron los ramales interiores y luego las oficinas principales, salones de lunch, oficinas del mayordomo, usinas transformadoras de electricidad, la casa de bombas y los tanques elevadores, etc.
La obra totalizaba una superficie cubierta superior a los 60.000 m2 que comprendía taller de modelos, depósitos, fundición, herrería entre otros. Con estas construcciones el pueblo agrícola se transformó rápidamente en industrial.
Los talleres Gorton fueron por sus características los mejores en su tipo en Sudamérica y comparables con los europeos y norteamericanos. Con ellos, Pérez se transformó en un pueblo fabril, aceleró su crecimiento, incrementó su urbanización y se colocó en la senda del progreso.

Por ese entonces, la Comisión de Fomento trasladó su sede a Pérez (que contaba ya con 2300 habitantes). Posteriormente fueron  surgiendo mutuales,  la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos e Instrucción Ducca Degli Abruzzi y la Asociación Española de Socorros Mutuos. También una central manual de teléfonos, el alumbrado público, la oficina postal, el Cementerio San Carlos, una usina eléctrica y en 1933 se pavimentó el primer tramo de la ruta 33.

Por esa época también se registra un importante incremento demográfico. A los barrios Villa América y  Talleres, se le suma Barrio Guardia Nacional y se inauguran en la Plaza Belgrano, los juegos para niños. Pérez comienza a tener vida propia y funcionan los clubes “Deportivo Central Argentino” (hoy Mitre),  “Aprendices Talleres” y “San Sebastián”. En cuanto a la vida cultural, la Biblioteca Popular prestaba sus servicios, los amantes de la música se nuclean en el Centro Musical “José Verdi” y un cine brinda esparcimiento a los vecinos.

El censo Nacional de 1960 marcó un notable incremento poblacional, llegando a 6.800 habitantes. Modestas industrias comienzan a surgir, entre ellas, SIPAR. Miles de personas llegan desde el interior en busca de condiciones laborables estables. Y a la vera del ferrocarril se genera un populoso barrio denominado Cabín 9.

Corre el año 1969 y fruto del creciente desarrollo de la floricultura en la zona se lleva a cabo la Primera Fiesta de la Flor y gracias a las gestiones de la Comuna local y del Club de Leones Pérez fue designada  oficialmente como “Capital Provincial de la Flor”. Al año siguiente, se realiza la Segunda Exposición Floral, Industrial y Comercial, con  el mismo éxito de la anterior.

Para el Censo Nacional que se hizo en 1970, Pérez ya registra la cantidad suficiente para convertirse en ciudad, además de tener vida propia, su economía diversificada y pavimentación. La localidad puede aspirar al rango de ciudad y el 4 de noviembre del año 1971 fue declarada como tal, en medio de la algarabía popular y con la presencia del gobernador Sánchez Almeyra, quien firmó la Ley que le da este rango.

 

 

(Información extraída del Libro “Historia de Pérez” de la Prof. Cristina Raicovich Tellez – Editorial El Mangrullo)